Comunicados

Las organizaciones abajo firmantes, ante el fallo del Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) que da respuesta al planteo de un grupo de médicos/as ginecólogos/as del Sistema Nacional Integrado de Salud:

Recalcamos que los procedimientos garantizados por las Leyes de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, continúan plenamente vigentes y no generan un grave perjuicio a la libertad de conciencia del personal de salud. Todos los servicios creados por estas leyes deben, por tanto, estar disponibles en las instituciones de salud del territorio nacional.

Desde Mujeres en el Horno entendemos que en la vida concreta de las mujeres esta Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (Ley IVE: 18.987) significa un pequeño avance en tanto y en cuanto existe la posibilidad del acceso al aborto en un marco sanitario controlado, a través del método medicamentoso, sin tener que enfrentarse a la clandestinidad para conseguir el misoprostol. Pero mantenemos que no puede tomarse como una conquista en los derechos de las mujeres ya que no sólo no se plantea como un derecho, sino como una prestación de servicios y una práctica social que el Estado pasa a controlar por sus canales institucionales, sin despenalizarla en los hechos y sin brindar las mejores condiciones de uso y acceso.

Páginas