Si te enfrentas a un embarazo no deseado y estás considerando la interrupción del mismo, la ley 18.987 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (Ley IVE) te protege y garantiza que seas atendida en servicios de salud seguros en donde la atención debe ser confidencial y secreta, respetando tus decisiones.